Autobús y rastra
Viernes 02 de diciembre de 2011

Un muerto y 15 heridos deja fatal accidente en el sur

11:24 pm  - Redacción 

El aparatoso percance ocurrió en la cuesta La Moramulca. 

Tegucigalpa,

Honduras

La imprudencia y posibles desperfectos mecánicos se combinaron en un accidente de tránsito protagonizado por un autobús del transporte interurbano y una rastra en la carretera que conduce al sur del país. El percance dejó el saldo fatal de un muerto y 15 heridos.

La fallecida es una estudiante de secundaria de nombre Amelin Yamileth Flores Lagos, de 16 años, originaria de la aldea San Jorge, La Venta del Sur, Francisco Morazán. Ella era estudiante del colegio de dicho municipio, según reveló un testigo.

La joven expiró en el trayecto al hospital Escuela a causa de múltiples golpes y heridas que sufrió en diferentes partes del cuerpo.

Entre los heridos más graves se identificó a dos menores de edad que se desempeñaban como ayudantes del autobús, quienes resultaron con piernas mutiladas, uno la derecha y el otro la izquierda.

Un tercer ayudante que responde al nombre de Juan Ángel Hernández, de 20 años, resultó con múltiples traumas y golpes internos graves, según informaron paramédicos de la Cruz Roja.

 Aparatoso accidente

Un testigo relató que eran las 10:30 de la mañana cuando el autobús de la empresa de transportes "Yelvita", color rojo y blanco, con matrícula AAD-9780, de la ruta Tegucigalpa-Choluteca, circulaba hacia la zona sur con unos 60 pasajeros a bordo.

Cuando empezaba a bajar por la cuesta La Moramulca, cerca del kilómetro 53, el motorista Marco Antonio Fonseca perdió el control del volante supuestamente porque la unidad sufrió desperfectos mecánicos o por una mala maniobra.

El automotor tomó más velocidad y se estrelló aparatosamente contra la parte trasera de la rastra cargada de grava y con placas AAK-0254, conducida por Marvin Elvin Aguilar Raudales, la cual circulaba en la misma dirección.

El autobús resultó con la parte frontal totalmente destruida, mientras que los pasajeros que viajaban adelante resultaron con fracturas y heridas de gravedad.

La Policía de Sabanagrande fue notificada de lo ocurrido, por lo que pidió auxilio a los cuerpos de socorro.

Paramédicos de la Cruz Roja y del Cuerpo de Bomberos, así como un equipo de rescate, se desplazaron a la zona a auxiliar a los accidentados y trasladarlos a centros asistenciales capitalinos.

Otros heridos fueron conducidos al principal centro hospitalario capitalino en carros particulares a recibir la atención médica oportuna.

Sobre el pavimento quedó una pierna de un hombre entre los pedazos de piezas automotrices.

"Yo caí desmayada al sentir el gran estruendo y después me levanté", expresó una señora que se identificó como María Rafaela Andrade.

Otros pasajeros aseguraron que todo ocurrió en términos de segundos y que, afortunadamente, el autobús impactó en el otro automotor, lo que evitó que cayera en un precipicio.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos, Óscar Triminio, reveló que, aparentemente, la unidad de transporte de pasajeros sufrió desperfectos en el sistema de frenos y fue a estrellarse en la plataforma de un cabezal que transportaba materiales de construcción.

Prosiguió diciendo que "el cuadro aquí es bastante difícil porque en el lugar quedó la pierna de un varón".

Otro testigo que prefirió no revelar su identidad relató que el automotor transitaba a exceso de velocidad y que el conductor trató de realizar un cambio y no logró el objetivo, lo que le hizo perder el control. Un equipo de la Dirección Nacional de Tránsito (DNT) se presentó al lugar a realizar las investigaciones orientadas a establecer las verdaderas causas del percance vial, a fin de determinar si se debió a fallas mecánicas o fue error humano.

Se constató que las llantas del autobús presentan un buen estado, lo mismo que la parte física.

Los restos mortales de la menor Amelin Yamileth Flores fueron reclamados por los dolientes en la morgue de Medicina Forense y trasladados a su lugar de origen, donde serán sepultados.

Ver más noticias de Sucesos