Juzgados
Domingo 26 de agosto de 2012

Prisión preventiva a falsos periodistas detenidos en frontera de Nicaragua con Honduras

12:33 pm  - AFP 

Según medios nicaragüenses, hay un enigma en cuanto a la cifra incautada a los falsos periodistas. En el conteo preliminar se habló de 8.5 millones de dólares, pero en la acusación la Fiscalía consignó 1.2 millones.

Managua,

Nicaragua

El juez quinto penal de audiencia de Managua, Julio Arias, admitió el sábado dar trámite a la acusación de la Fiscalía contra 18 personas, de supuesta nacionalidad mexicana, por delitos de lavado de dinero y crimen organizado .

Durante la audiciencia preliminar y pública celebrada en la sede del tribunal, Arias determinó que "la acusación llena los requisitos de ley (...) ordeno que se admita la misma", conforme a las leyes de Nicaragua.

La fecha para comenzar el proceso judicial será el próximo 5 de septiembre, señaló el juez, quien también dictó "prisión preventiva" para los 18 acusados, a solicitud del jefe de la Unidad Contra la Corrupción de la Fiscalía, Javier Morazán.

La Fiscalía aportó como pruebas de delito la ocupación de seis vehículos tipo Van, donde estaban ocultos 23 bolsos con 258 paquetes de dinero que, según el conteo preliminar hasta el sábado, sumaban 1,199.131 millones de dólares.

Según medios nicaragüenses, hay un enigma en cuanto a la cifra incautada a los falsos periodistas. En el conteo preliminar se habló de entre 7 a 8.5 millones de dólares, pero en la acusación la Fiscalía consignó 1.2 millones.

La fiscal adjunta Ana Julia Guido, en declaraciones a la prensa, explicó que la contabilización del dinero aún continuaba y que la totalidad del mismo será presentada durante la audiencia inicial.

La directora de la Policía, Aminta Granera, estimó el viernes en "no menos de siete millones de dólares" la cantidad de dinero que los ahora acusados traían en compartimentos ocultos de tres de los seis vehículos ocupados.

Los supuestos mexicanos ingresaron el 20 de agosto por el puesto migratorio de Las Manos, 220 kilómetros al norte de Managua, después de pasar la inspección de las autoridades hondureñas, usando la cobertura de ser periodistas y técnicos que trabajaban para la cadena mexicana Televisa, según la denuncia de la Fiscalía.

La incongruencia en sus declaraciones, sobre los motivos de su llegada al país, despertó sospechas de las autoridades que los retuvieron y trasladaron a Managua para investigar su conexión con Televisa.

Tras confirmar -a través de la embajada de México- que los sospechosos no eran empleados de la televisora, fueron detenidos  y trasladados a las celdas de Auxilio Judicial (Daj) de la Policía, refiere el escrito de la acusación.

Los abogados de la defensa -nombrados desde México por un familiar de Raquel Alatorre, identificada como la jefa del grupo- alegaron que la denuncia tenía anomalías, tales como no individualizar cargos contra cada acusado y que todo se remitía a un relato de hechos desde que ingresaron al país.

El gobierno mexicano investiga también si los detenidos son, en efecto, mexicanos y si tienen antecedentes penales  en ese país.

Ver más noticias de Sucesos