Incidente
Lunes 09 de enero de 2012

Oficial enchachado se roba patrulla y escapa

10:15 pm  - Redacción 

La Policía Metropolitana confirmó la captura de dos inspectores implicados en la violación de dos jovencitas y robo de vehículos.

En la Jefatura Metropolitana 1 se asegura que no se tolerarán más abusos policiales.
En la Jefatura Metropolitana 1 se asegura que no se tolerarán más abusos policiales. ()
Tegucigalpa,

Honduras

La Policía Nacional enfrenta la peor crisis de su historia y todavía hay elementos que no aprenden la lección. Dos oficiales asignados a la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) fueron arrestados por los delitos de violación y el robo de una patrulla.

Los encausados son los inspectores René Darío Sierra y Maylon Salomón Cáceres, asignados a la Sección de Homicidios de la DNIC, según confirmó el jefe de la Policía Metropolitana 1, subcomisionado Ramón Martínez Hernández.

A los detenidos se les supone responsables de violación y actos de lujuria en perjuicio de dos mujeres, así como por robo de vehículos (una patrulla de la Policía Metropolitana).

Relación de hechos

La información que manejan el Ministerio Público y los altos mandos de la Policía Metropolitana 1 es que la madrugada del viernes los dos oficiales y tres compañeros gozaban de su tiempo libre y andaban bajo los efectos del alcohol en el bulevar Morazán.

En la entrada a la colonia La Esperanza interceptaron a dos jovencitas, las sometieron a la impotencia con sus armas de fuego, las subieron a un turismo marca Honda color champagne y tomaron el rumbo hacia el anillo periférico por el bulevar Los Próceres.

En el trayecto, Sierra y Cáceres dejaron a sus tres acompañantes y, más adelante, procedieron a ultrajar a las dos féminas, una de las cuales logró escapar.

La joven que huyó llamó al teléfono de emergencia de la Policía Nacional, por lo que se movilizaron patrullas de las estaciones de la San Miguel y de la Kennedy a darles búsqueda.

Los patrulleros localizaron el automotor en el anillo periférico, por lo que iniciaron una tenaz persecución hasta darle alcance a la altura del antiguo local de la Dirección de Migración y Extranjería y la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

Los uniformados estacionaron la patrulla M1-77 y la dejaron con el motor encendido en la orilla de la calzada, luego procedieron a capturar a los oficiales implicados en el bochornoso acto delincuencial.

El primero en colocarle los aros de presión (chachas) fue al inspector Maylon Salomón Cáceres, posteriormente a Sierra, para trasladarlos a la estación policial de la colonia Kennedy.

Cáceres aprovechó un descuido de los agentes policiales, se subió esposado a la patrulla y salió en dirección a la salida al oriente del país, pero a la altura de la colonia Villa Nueva la estrelló en una caseta en forma aparatosa.

El oficial logró darse a la fuga dejando la patrulla semidestruida, mientras que Sierra fue trasladado a los separos policiales para seguirle el procedimiento legal.

Mientras tanto, las ofendidas interpusieron formal acusación para que a los dos oficiales les caiga el peso de la ley.

Caso sustentado

Aunque el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte, dijo que el inspector Maylon Salomón Cáceres andaba prófugo, el jefe policial Martínez Hernández aseguró que ya está capturado y a la orden de la Fiscalía.

El oficial dijo que en contra de los implicados se siguen dos procedimientos al mismo tiempo: el judicial en los tribunales y el administrativo que hace la institución para poder separarlos.

Aseguró que como evidencias tienen la denuncia de las dos perjudicadas.

Además, existe la prueba de que uno de los implicados huyó en la patrulla y se accidentó dejándola averiada.

"El caso está bien sustentado, judicializado y bien amarrado; a estos muchachos les toca nada más ir al presidio y, administrativamente, van de baja", expresó el oficial Martínez Hernández.

Advirtió que todo aquel oficial o policía de la escala básica que cometa irregularidades se va de la institución, porque "estamos deshaciéndonos de lo malo y a diario se está haciendo la depuración".

Reveló que los dos policías gozaban de su franquicia de fin de semana, invitaron a las muchachas a bailar pero después quisieron abusar de ellas, por lo que llamaron al 199 para denunciarlos.

"Nos hemos comprometido con el Presidente (Porfirio Lobo), con la ciudadanía y con el directorio, que no vamos a permitir ningún acto irregular a un funcionario de la Policía, independientemente del grado que tenga", expresó.

Prosiguió que si un miembro de la institución comete delito será capturado y puesto a la orden de la Fiscalía.

La constante participación de miembros de la Policía en actos ilícitos ha causado la indignación de la población hondureña, que ha exigido al gobierno de Porfirio Lobo Sosa una verdadera depuración  en la institución y no solo cambios cosméticos .

La podredumbre en la Policía quedó evidenciada con la participación de agentes en el asesinato de dos estudiantes universitarios el pasado mes de octubre .

Desde ese momento se han hecho varios cambios en la cúpula policial y varios elementos han sido cancelados de la Policía Nacional .

Ver más noticias de Sucesos

Edición Impresa      23/04/2014

IHSS congela pago de incapacidades

ver la edición en pdf