Quimistán
Sábado 08 de septiembre de 2012

Colocan primera piedra de cárcel noroccidental de Honduras

12:25 am  - Redacción 

Honduras tiene una población penitenciaria superior a los 12,000 internos, distribuidos en 24 centros penales.

El presidente Porfirio Lobo junto a monseñor Rómulo Emiliani colocaron ayer la primera piedra para la Penitenciaría Noroccidental.
El presidente Porfirio Lobo junto a monseñor Rómulo Emiliani colocaron ayer la primera piedra para la Penitenciaría Noroccidental. (El Heraldo)
Quimistán, Santa Bárbara,

Honduras

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, colocó este viernes la primera piedra para la construcción de la Penitenciaría Nacional Noroccidental, en la aldea La Acequia, Quimistán, Santa Bárbara.

La cárcel será edificada sobre un terreno de 128 manzanas, con un área de construcción de 35 mil metros cuadrados, que albergará en 12 módulos a 2,500 reclusos, con una inversión de 450 millones de lempiras.

La obra se construirá luego del traspaso del terreno que estaba en posesión del gobierno, producto de una incautación realizada por la Secretaría de Seguridad en esa localidad, y cedida por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) a la fundación del proyecto de la Penitenciaría Nacional Noroccidental, que lidera el obispo auxiliar de San Pedro Sula, monseñor Rómulo Emiliani.

Lobo manifestó que “la lucha realizada ha sido larga, de muchos años de esfuerzo, pero hoy la miramos cristalizada con el aporte del gobierno, con la donación de un terreno de 128 manzanas y la voluntad de la sociedad civil de la región noroccidental, con la guía del obispo Rómulo Emiliani”.

El gobernante informó que en el caso de la Penitenciaria de Támara, en la periferia de Tegucigalpa, se está en la búsqueda de una salida pues cuenta con una población de más de cuatro mil internos, y con la construcción de la cárcel noroccidental brindará un respiro al Estado para corregir el problema de sobrepoblación.

Por su parte, monseñor Rómulo Emiliani expresó que, “imaginémonos 12 módulos, en la que los reclusos reciban clases de ebanistería, carpintería, mecánica, electricidad y otros, y en unos años, los que salgan sean hombres renovados; esa es la misión nuestra, con el apoyo de Dios, del pueblo, el gobierno y la cooperación internacional, podrá ser una realidad muy pronto”.

En los actos participaron además la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Norma Coto; la fiscal del Ministerio Público para la zona norte,

Marlen Banegas; la viceministra de Seguridad, Coralia Rivera y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC), Fernando Jaar.

También asistió el empresario Óscar Galeano; el miembro de la fundación del proyecto de la Penitenciaria Nacional Noroccidental, Rafael Flores; el gerente de la ENEE, Emil Hawit; los diputados Rolando Dubón Bueso y Alberto Chedrani.

Honduras tiene una población penitenciaria superior a los 12,000 internos, distribuidos en 24 centros penales.

Todos los centros penales tienen problemas de hacinamiento, lo que los hace propensos a tragedias por incendios.

Ver más noticias de Sucesos