Servicio tras el altar
Jueves 10 de enero de 2013

Comayagua: Programas asistenciales a la luz de la palabra

08:24 pm  - Juan C. Díaz 

Miles de familias de Comayagua son beneficiadas con los programas de ayuda que manejan sacerdotes, consagrados y pastores, labor silenciosa que crece con el paso de los años.

Comayagua,

Honduras

SERIE 5/5

Las puertas de la casa donde reside sor Marilyn Stoppleworthn, de 89 años, a diario se abren para hacer el bien.

Y es que decenas de personas a diario le llaman a la puerta para pedirle el auxilio con víveres, ropa y jabón.

La labor solidaria que desarrolla la religiosa inició hace 15 años en la ciudad de Comayagua, con la finalidad de apoyar a las personas de escasos recursos económicos.

“En la actualidad les doy una libra de frijoles, de arroz, azúcar y jabón”, detalló la religiosa.

La provisión y dinero que recibe proviene de familiares y amigos que viven en Estados Unidos.

Sor Marilyn es de origen estadounidense y llegó al país en la década de los 60, a servir como profesora del instituto de la Inmaculada Concepción y en la actualidad funge como tesorera.

A diario recibe un promedio de 10 personas, en su mayoría madres solteras que le solicitan las raciones de alimentos.

“No salgo de mi casa. La gente toca la puerta y yo ya tengo lo que les voy dar”, dijo la entrevistada.

En el hogar de la religiosa además ha instalado una biblioteca para que las personas puedan hacer sus consultas.

Para la hermana Marilyn, el mejor pago es la sonrisa que recibe de las personas a quien ayuda.

Formación de jóvenes

En Comayagua hay unos cuatro programas orientados al rescate de la juventud, reinserción social, y formación que son dirigidos por sacerdotes extranjeros.

Entre ellos se encuentra, Gregorio Alonso García, de nacionalidad española, quien reside en el país hace más de 28 años.

En la ciudad colonial es conocido como don Goyo, quien pertenece al Movimiento Marista, integrado por personas consagradas.

Don Goyo está a cargo del programa Horizontes al Futuro, un centro que rescata a niños y adolescentes en riesgo social.

La institución que rectora Gregorio se fundó en 1989 y está ubicada en la colonia Tres Caminos.

A lo largo de los años, decenas de jóvenes han sido rescatados de alcohol, drogas y ahora les ofrecen la oportunidad de aprender un oficio.

El benefactor de los jóvenes en riesgo desde hace un mes viajó a España con su familia, por lo que no fue posible entrevistarlo, pero en el centro sobraron las personas que quisieran describirlo.

“Es una persona que da todo sin nada a cambio, es alegre con los jóvenes y cuando se portan mal los conseja y cambian su actitud de inmediato”, manifestó Javier Rolando Irías, educador.

En el centro vocacional se imparten talleres de sastrería, carpintería, soldadura y barbería.

También se beca a jóvenes para que estudien en instituciones públicas y privadas.

Los adolescentes que llegan al centro son remitidos por el Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa).

Las edades de los beneficiados son entre siete y 18 años.

Proyecto Crecer

Otro de los programas que destaca en la comunidad es el Proyecto Crecer, el cual es sostenido por miembros de la iglesia Avance Misionero en Honduras.

La obra fue fundada en 2006 y desde entonces es dirigido por el pastor José Antonio Gonzales.

En sus inicios lo que se buscaba era celebrar la palabra de Dios con las personas que viven en el cerro El Nance, pero se palpó la pobreza.

“Teníamos que ir a orar por unas personas con varios hermanos de la iglesia cuando observamos la pobreza y las necesidades que habían”, explicó Gonzales.

En el aspecto social apoyan con huertos familiares, instalación de filtros de agua, se ofrecen talleres de manualidades, costura, computación y han conformado equipos de fútbol.

Los requisitos para que los jóvenes y madres solteras puedan optar a estos beneficios es que sean parte de la comunidad y tengan el deseo de aprender y superarse.

“La iglesia tiene que despertar, somos el brazo social para apoyar a nuestros gobernantes a desarrollar e impulsar este país y sus habitantes”, afirmó.

Rescate de niños en la calle

La organización no gubernamental Compasión Internacional también ofrece nuevas oportunidades de desarrollo para niños en la calle, al brindarles alimentación y educación.

La institución sin fines de lucro trabaja de forma mancomunada con el Centro de Desarrollo Integral (CDI), el cual es un programa que pertenece a la Iglesia Asambleas de Dios, de Brasil.

El director del CDI, Ivaldo Cruz, de origen puertorriqueño, informó que la institución se fundó en 2009 y se dedica a brindar atención física, emocional y espiritual a los niños de unas seis comunidades en vías de desarrollo de Comayagua.

En la actualidad el CDI, atiende a 162 menores.

Proyectos de viviendas

El obispo de Comayagua, Roberto Camilleri, ha sido el propulsor de varios proyectos habitaciones en varios municipios del departamento.

Camilleri llegó al país en 1979 y fungió como vicario de una parroquia en el municipio de La Libertad, Comayagua, lugar donde construyó hogares para pobres.

“Me tocó hacer obras sociales como la construcción de tres colonias, dos en La Libertad y una en Las Lajas”, expresó Camilleri.

La colonia Inmaculada Concepción y la Camilleri son los dos proyectos habitacionales construidos en La Libertad, para beneficiar a 38 familias.

El otro complejo de 20 casas fue en el barrio San Francisco, del municipio de Las Lajas.

Los fondos para la construcción de viviendas fueron costeados por la parroquia, cooperantes internaciones y particulares.

En La Libertad también impulsó la creación de dos talleres, de corte y confección y carpintería.

En Comayagua ha sido pieza fundamental en la gestión de los fondos económicos para la reconstrucción del obispado.

Camilleri, a través del obispado de Comayagua, gestiona becas de estudio, consultorios jurídicos, clínicas médicas, todos estos servicios de forma gratuita.

Asistencia en salud

También apoya a grupos e instituciones benéficas ligadas con la Iglesia Católica como el Centro Médico San Benito, ubicado en el sector de Lenguaje.

En el centro asistencial a diario se atiende un promedio de 100 personas.

El centro médico se fundó en 2004 por los franciscanos de la Renovación y Luz del Mundo, con sede en Florida, Estados Unidos.

El establecimiento de salud consta de instalaciones modernas y de equipo quirúrgico de tecnología de punta que ha sido traído de Estados Unidos.

Son cuatro quirófanos acondicionados los que funcionan en el local sanitario que está bajo la administración de los sacerdotes franciscanos, los que se utilizan en brigadas médicas quirúrgicas de mano, ojos, pies, y de otras patologías.

Las atenciones que brindan son a nivel de oftalmología, odontología, consulta general, preclínica, y control de embarazos. Según el padre Francisco, director del centro, la meta es servir a los más necesitados de la zona.

“Por eso tenemos una trabajadora social, quien se encarga de funcionar como un filtro entre las personas que vienen a las consultas, porque si tienen trabajo, salario o seguro social no se aceptan”, dijo el franciscano. Este año pretenden realizar unas ocho brigadas quirúrgicas.

Ver más noticias de Regionales

Edición Impresa      21/04/2014

Alistan reformas al Estatuto del Docente

ver la edición en pdf