TSE
Lunes 06 de agosto de 2012

Listados entregados al TSE contienen 50 mil aspirantes a cargos de elección

11:59 pm  - Faustino Ordóñez Baca 

La cifra de postulados hubiese sido mayor, pero solo en el Partido Liberal desistieron, por problemas de presupuesto y organización, las cinco corrientes que encabezaban Lucio Izaguirre, Edmundo Orellana, Eduardo Gaugel, Luis Alfonso Santos y Wenceslao Lara.

El TSE dio una nueva demostración de organización ayer, durante la entrega de planillas por parte de los partidos.
El TSE dio una nueva demostración de organización ayer, durante la entrega de planillas por parte de los partidos. (Redacción)
Tegucigalpa,

Honduras

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) recibió este lunes, de manos de los partidos, el listado de unos 50 mil precandidatos a cargos de elección popular, de los cuales -si todos son inscritos- unos 47 mil quedarán eliminados al término del escrutinio del 18 de noviembre próximo.

La cifra de postulados hubiese sido mayor, pero solo en el Partido Liberal desistieron, por problemas de presupuesto y organización, las cinco corrientes que encabezaban Lucio Izaguirre, Edmundo Orellana, Eduardo Gaugel, Luis Alfonso Santos y Wenceslao Lara.

A última hora, el partido Frente Amplio Político Electoral (Faper), que registraba dos corrientes, comunicó que no participaría en las primarias supuestamente para “contribuir” con el TSE en el ahorro de dinero.

Sin embargo, desistió por las mismas causas que los liberales. Con estas siete corrientes fuera del proceso, quedaron al margen entre 12 mil y 20 mil aspirantes.

Entre los cargos que el TSE ha puesto a disposición de los políticos para este 18 de noviembre están los de la fórmula presidencial (un presidente y tres designados presidenciales), 2,094 regidores, 298 alcaldes, 298 vicealcaldes, 128 diputados propietarios, 128 suplentes, 20 diputados al Parlamento Centroamericano y 20 suplentes.

Por el partido Nacional aspiran ocho precandidatos a la presidencia, por el partido Liberal son tres.

En el caso de Libre, solo aspira Xiomara Castro, porque en una asamblea sus dirigentes decidieron que participaría en las internas, pero sin oponentes. Entre los postulantes, un 40 por ciento deberán ser mujeres (unas 19 mil aproximadamente).

Cada uno deberá ganarse su puesto de manera individual, a excepción de los diputados al Parlacen, que son escogidos proporcionalmente según los resultados del nivel presidencial, y los regidores, que van en la planilla municipal.

Según la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, los aspirantes a diputados en estas primarias son electos por mayoría simple, o sea que los que obtengan más votos ocuparán las primeras posiciones en las papeletas para las elecciones generales.

Las primeras posiciones son peleadas desde las primarias porque, dada la poca cultura política de un alto porcentaje del electorado hondureño, con su voto en plancha o en cascada beneficia las primeras posiciones. No obstante, la Ley Electoral le concede el derecho al elector a cruzar el voto.

La presencia en las urnas de tres partidos con 16 corrientes obligará al TSE mandar a imprimir unos 36 millones de papeletas electorales, para cuatro niveles electivos (presidente, diputados, alcaldes y cargos de dirección).

Estas papeletas representan un 60 por ciento de los 60 millones que deberían imprimirse si asistiera a las urnas el cien por ciento de los convocados por el TSE (unos cinco millones de hondureños).

Esta cifra podría variar porque el Censo Nacional Electoral aún no ha sido depurado, a la espera del número de jóvenes que tramitaron su tarjeta de identidad antes del 5 de agosto, último plazo otorgado por la ley.

Por lo general, según experiencias del pasado, acuden a las urnas, en una elección primaria, entre 1 y 1.5 millones de hondureños, cifra que podría aumentar esta vez por la presencia de un nuevo partido de izquierda radical, Libre.

Aunque la presencia en las urnas sea mayor, estarían sobrando más de 30 millones de papeletas, dinero que se gastaría innecesariamente, pero la ley ordena imprimir un mínimo de 60 por ciento del padrón.

En cuanto a mesas, aunque todavía no hay cifras exactas, el ente colegiado pretende instalar un poco más de diez mil por partido, que sumarían unas 30 mil entre los tres institutos políticos.

Cada mesa tendría cuatro urnas (presidente, diputados, alcaldes y cargos de dirección).

Esto quiere decir que en todo el país habrá unas 120 mil urnas.

Los miembros de mesas constituyen otro dilema y un alto costo para esta democracia hondureña.

Cada corriente (16) tiene derecho a tener un delegado por mesa, por lo cual, en base a un mínimo de diez mil mesas, en todo el país habría unos 160 mil delegados propietarios. El TSE pretende colocar un custodio electoral en cada mesa de votación.

Ver más noticias de País

+  Noticias relacionadas con Listados entregados al TSE contienen 50 mil aspirantes a cargos de elección
Edición Impresa      23/04/2014

IHSS congela pago de incapacidades

ver la edición en pdf