Clamor popular
Jueves 06 de diciembre de 2012

Jueces exigen independencia y respeto a la división de poderes

11:09 pm  - Redacción 

Aclaran que los jueces no están llamados a combatir la delincuencia, sino a aplicar el derecho. Manuel Zelaya Rosales se solidariza con Lobo Sosa y a Juan Orlando Hernández lo invita a tomar valor para convocar al “soberano”.

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia emiten un fallo en base a derecho y no por presiones de ningún poder del Estado.
Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia emiten un fallo en base a derecho y no por presiones de ningún poder del Estado. (El Heraldo)
Tegucigalpa,

Honduras

Los jueces de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) exigieron respeto a la independencia que ostenta este poder del Estado. El llamado lo hacen puntualmente al presidente Porfirio Lobo Sosa, quien en los últimos días enfiló sus críticas al Poder Judicial.

Específicamente, el mandatario expuso ante la opinión pública sus cuestionamientos por la posición asumida por la Sala Constitucional, sobre declarar inconstitucional el Decreto Legislativo 089-2012, contentivo de la Ley de Depuración Policial, la cual ni siquiera está vigente.

Pese a que la ley no es vigente y que aún no hay un fallo definitivo del pleno de magistrados de la CSJ, el titular del Poder Ejecutivo siguió ayer con los cuestionamientos.

Las expresiones fueron calificadas por el pleno de la CSJ como ataques a la independencia del Poder Judicial y a la institucionalidad democrática.

Asimismo, en el comunicado piden cesar los ataques, por la tranquilidad institucional y el principio de poderes. A la posición del pleno se sumó ayer la emitida por la Asociación de Jueces por la Democracia, argumentando intervenir por su compromiso con el estado constitucional de derecho y la defensa de la independencia judicial.

“Exigimos respeto al principio de separación de poderes y a la independencia judicial”, encabeza el comunicado.

El principio de separación de poderes se encuentra consagrado en el párrafo primero del artículo 4 de la Constitución de la República, que literalmente expresa: “La forma de gobierno es republicana, democrática y representativa. Se ejerce por tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, complementarios e independientes y sin relaciones de subordinación”. En relación a este principio, citan, el Relator Especial de Naciones Unidas para la Independencia de Magistrados y Abogados, en su Informe del año 2004 estableció: “El principio de separación de poderes, junto con el estado de derecho, son la clave de una administración de justicia con garantía de independencia, imparcialidad y transparencia”.

“Ante lo anteriormente apuntado, observamos con particular preocupación las declaraciones que en días recientes han estado difundiendo tanto el presidente de la República, Porfirio Lobo, como el director del Instituto Nacional Agrario, César Ham, lo que constituye una amenaza directa en contra del Pleno de la Corte Suprema de Justicia, y pretenden inducir a que este órgano jurisdiccional declare sin lugar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto en contra de las pruebas de confianza contenidas en la Ley de Depuración Policial, por estimar el Poder Ejecutivo que si la Corte Suprema de Justicia no resuelve de esa manera, estaría actuando a favor de los delincuentes”, cita.

Aplicar derecho

La Asociación de Jueces por la Democracia sostiene que la independencia judicial no es un privilegio de jueces y juezas, sino una garantía de todos y cada uno de los ciudadanos de una sociedad democrática.

“En tal sentido, debe respetarse a la Corte Suprema de Justicia para que, en su función de órgano jurisdiccional, pueda decidir sin presiones ni injerencias los casos sometidos a su conocimiento”, exponen. “Asimismo, reiteramos que la función judicial no forma parte de la política de seguridad del Estado, es decir, los jueces no están llamados a combatir la delincuencia, sino a aplicar el derecho, basándose en los hechos de cada asunto en concreto y las pruebas presentadas y a garantizar el respeto de los derechos fundamentales de todas las personas sometidas a juzgamiento, sin ceder al miedo a desagradar, ni al deseo de agradar a todas las formas del poder, ya sea el ejecutivo, el parlamentario, el político, el jerárquico, el económico, el mediático o el ejercido por la opinión pública”, agrega.

“Por todo lo anteriormente expresado, exigimos al Señor Presidente de la República y a los funcionarios(as) del Poder Ejecutivo que se abstengan de formular declaraciones que puedan convertirse en amenazas o interferencias al ejercicio independiente de la función jurisdiccional de la Corte Suprema de Justicia y de cualquier otro juzgado o tribunal del país”, concluye el pronunciamiento.

El fiscal adjunto y presidente del Colegio de Abogados de Honduras (CAH), Roy Urtecho, llamó a no dividir a la sociedad. Dijo que, como presidente del CAH, invitará a los titulares de los tres poderes para concretar una coordinación y unidad.

Recordó que debe existir un control constitucional, que lo ejecuta la Sala Constitucional a petición de ciudadanos afectados por la promulgación de una ley ilegal.

En un estado de derecho democrático se debe respetar la posición de la CSJ, indicó.

“Mel”, solidario con “Pepe”

El expresidente Manuel Zelaya dijo entender lo que siente Lobo Sosa, ante los reveses sufridos en la CSJ. Recordó que en su gobierno la CSJ paró la cuarta urna, el hoy no circula y la licitación de combustibles.

“Yo mismo lo denuncié en su época y lo que hicieron fue asociarse para dar un golpe de Estado”, manifestó.

Zelaya pidió a poner en práctica el plebiscito y referéndum. “Lástima que le hace falta valor a Juan Orlando (Hernández) o apoyo político, no se cuál de las dos cosas, para reglamentar el artículo 5 y empezar a convocar al soberano, que manda en Honduras”, dijo Zelaya, quien promueve una constituyente.

Iglesia Católica pide respeto y prudencia

La Iglesia Católica, a través del sacerdote Carlos Rubio, hizo un llamado a los poderes del Estado para que se respeten entre sí, su independencia, por el bien de Honduras. “Eso es lo que pedimos, un respeto a la independencia de poderes, que sean prudentes, que no se lancen globos sondas, que se respeten con altura, conforme a la investidura de cada uno de ellos”, manifestó.

Además, sugirió que exista “entendimiento al diálogo y al respeto. Hay que respetar la independencia de los poderes”.

Recordó que el Estado se compone por el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que cada uno tiene sus propias funciones por lo que debe predominar una complementariedad en temas de nación, “para el bien de Honduras”.

En ese sentido, subrayó que “no nos sirve de nada la confrontación, no resolvemos nada con eso, al final seguimos en crisis y el pueblo se desespera y se angustia por estos conflictos que no terminan en nada bueno”.

Ver más noticias de País