Eduardo Villanueva
Martes 09 de abril de 2013

Depuración policial no avanza por negligencia y falta de apoyo

11:21 pm  - Redacción 

El director de la DIECP fue bombardeado con preguntas, pero dejó en evidencia la falta de voluntad política para la limpieza. Seguridad solo ha separado a siete policías de 230 que no pasaron las pruebas.

El director de Investigación y Evaluación, Eduardo Villanueva, al momento de responder a los diputados.
El director de Investigación y Evaluación, Eduardo Villanueva, al momento de responder a los diputados. (El Heraldo)
Tegucigalpa,

Honduras

El director de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), Eduardo Villanueva, prácticamente responsabilizó del fracaso de la depuración de la Policía a las autoridades de la Secretaría de Seguridad de Honduras que no han procedido a retirar a los elementos corruptos.

Villanueva fue interpelado por los diputados miembros de la Comisión Especial del Congreso, por los jefes de bancada, los representantes de la sociedad civil y por la misma Comisión de Reforma del Sistema de Seguridad Pública, que indicaron que las acciones de la DIECP “ no pueden ser objeto de certificación”.

En su exposición dejó la sensación que le faltó valor para ejercer una verdadera depuración y que su actuar es extremadamente legalista. Dijo sentirse frustrado porque apenas siete de los 230 expedientes para la separación de policías se han ejecutado. Es la primera vez que un funcionario que comparece en el Congreso no es aplaudido por el pleno.

El presidente del Congreso, Juan Hernández, dio por comenzada la rendición de cuentas de los operadores de justicia, particularmente en el área penal. Este miércoles comparecen el Fiscal, Luis Alberto Rubí a las 5:00 de la tarde y a las 7:00 de la noche las autoridades de la Secretaría de Seguridad.

“Aspiramos como cualquier otro pueblo del mundo a vivir en paz, desde hace cinco años las cosas se han complicado. Queremos escuchar qué es lo que pasa y para eso vendrán fiscales, policías y otros”, dijo Hernández.

Agregó que “estamos aquí para escuchar si existen debilidades en la parte presupuestaria para asistirles”.

Falta de fondos

En su exposición ante el Congreso Nacional, Villanueva reclamó la falta de apoyo presupuestario y logístico, al grado que tuvo que despedir a unos 40 investigadores y postergar varias investigaciones a policías de las escalas superiores y básicas, por lo que demandó el apoyo para continuar con la depuración.

El director de la DIECP lamentó que de 230 resoluciones emitidas y que fueron trasladas a la Secretaría de Seguridad para el retiro de este número de policías, solo siete han sido separados, por lo que remitió a los diputados a formularle esa interrogante a las autoridades de dicha secretaría de Estado.

Al inicio de su intervención ante el plenario, Villanueva fue increpado por los diputados Augusto Cruz Asensio, democristiano y de Sergio Castellanos, de la UD, por Santa Bárbara, quienes descalificaron la depuración efectuada por la DIECP.

“Sí ha fracasado la depuración, el pueblo esperaba más de esta institución. No venga a decirnos lo contrario, los datos lo dicen, las estadísticas los reflejan y la manifiesta negligencia suya como director claramente lo establecen”, dijo Asensio al inicio del debate.

El udeísta Sergio Castellanos no solo increpó a Villanueva, sino también al presidente del Congreso, Juan Orlando Hernández, al cual reprochó que algunas leyes aprobadas solo han servido para hacer show políticos, para el negocio de compras de cámaras de seguridad y otras cosas.

Hernández tuvo que llamar al orden al congresista que de manera fuerte reclamó al director de la DIECP “¿dónde ha estado usted cuando varios oficiales que reprobaron las pruebas de confianza fueron ascendidos?

Villanueva se defendió afirmando que al igual que los diputados “yo también expreso que ya no aguantamos más la violencia y la inseguridad”, pero también pidió que “ya basta de sustentar que cada vez que la sociedad es sacudida por índices de criminalidad o porque lesiona a personas, se recurre a la explicación fácil de que la depuración ha fracasado”.

Villanueva justificó el pobre desempeño a las restricciones presupuestarias a que fue sometida la DIECP desde su creación. Indicó que el laberinto de la crisis económica ha impedido que se le asignara la suficiente cantidad de fondos para la operatividad. Reveló que ni siquiera se ha liquidado el gasto de los últimos tres meses del año pasado y se deben seis meses de alquiler.

Los diputados de las distintas bancadas dirigieron sus críticas a la labor de Villanueva, pero en ningún momento fueron capaces de explicar ¿por qué han mantenido sin apoyo a la Dirección a cargo de Villanueva? El presidente del CN, Juan Hernández, instruyó para que la Secretaría de Finanzas diera explicaciones del por qué la falta de apoyo financiero para la depuración policial.

“No estoy en disposición de que se acuse de incompetente e irresponsable, estoy en la mejor decisión de continuar el trabajo de la depuración hasta donde sea”, exclamó.

El director de la DIECP reconoció que cuando se inició el proceso de las prácticas de pruebas de confianza solicitó que se remitiera una lista de oficiales y que nunca pidió que el director de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla, figurara en esa lista porque se requiere de un protocolo especial.

Arguyó que el director de la Policía es un cargo de confianza, nombrado por el presidente de la República, y los poligrafistas han recomendado que en este caso debe someterse a una prueba especial y por esta razón no ha sido requerido Bonilla.

Villanueva habló de 10 casos emblemáticos de altos oficiales de Policía que se están investigando, pero reiteró que se requieren los fondos necesarios para realizar estos trabajos. Admitió que otro obstáculo es que hay investigadores que temen indagar debido a que se trata de altos delincuentes que visten uniforme policial.

Ver más noticias de País

+  Noticias relacionadas con Depuración policial no avanza por negligencia y falta de apoyo
Edición Impresa      17/04/2014

Repunta en el país maquila electrónica

ver la edición en pdf