Abusos
Viernes 11 de noviembre de 2011

Cadena perpetua a militar que mató civiles afganos

12:50 pm  - Agencia AFP 

La unidad del Ejército de Estados Unidos se apoderó de partes de los cuerpos y se tomó fotos con los cadáveres.

Washington,

Estados Unidos

El cabecilla de una unidad del Ejército estadounidense destinada en Afganistán que mató a varios civiles de este país por diversión fue condenado este jueves a cadena perpetua por una corte marcial del Estado de Washington.

El sargento Calvin Gibbs fue hallado culpable de todos los cargos por los que estaba acusado debido a su papel en las muertes que tuvieron lugar en la provincia afgana de Kandahar (sur).

Los cinco miembros del jurado militar dieron su veredicto tras un juicio marcial que duró una semana.

Sin embargo, el condenado podrá pedir la libertad condicional después de cumplir 10 años de condena, decidió la corte.

Gibbs, de 26 años, es el supuesto líder del denominado "equipo de la muerte", responsable de una serie de muertes de civiles afganos entre enero y mayo del año pasado.

Tres miembros de esa unidad del ejército ya se declararon culpables en un escándalo que amenaza con desprestigiar a los militares estadounidenses, como ocurrió tras los abusos en la prisión Abu Ghraib en Irak, revelados en 2004.

El jurado no aceptó los argumentos de Gibbs de que estaba respondiendo legítimamente a un ataque cuando mataron a los afganos, antes de apoderarse de partes de los cuerpos y tomarse fotos con los cadáveres.

Además, el sargento fue declarado culpable de haber plantado armas en los cuerpos de los civiles muertos para que parecieran combatientes y de haberles sustraído los dedos y los dientes para mostrárselos a sus colegas, algo que él mismo admitió.

"En mi mente, fue como guardar la cornamenta de un ciervo al que cazaste", aseguró el pasado viernes al exponer su versión de los hechos.

Ver más noticias de Mundo

Edición Impresa      20/04/2014

¡ÚLTIMO CHAPUZÓN!

ver la edición en pdf