Tragedia en penal
Miércoles 15 de febrero de 2012

Centros penales: una bomba de tiempo permanente

10:05 pm  - Faustino Ordóñez Baca 

La población penitenciaria vive en condiciones infrahumanas. Hay tres mil reos más de la capacidad de los centros.

Tegucigalpa,

Honduras

Las condiciones infrahumanas en que vive la población penitenciaria, la pésima alimentación y el peligro cada vez mayor a perder la vida -ya sea a manos de un compañero que porta un arma tolerada por la autoridad o por la pésima infraestructura- son situaciones que han sido denunciadas por diferentes organizaciones.

Una de ellas, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, que desde 1998 ha venido haciendo estudios sobre la situación en los centros penales, ha hecho conclusiones específicas y recomendaciones oportunas, pero las autoridades no le han dado la importancia del caso. De esta forma, el Estado de Honduras ha violado sus normas internas y los tratados internacionales de los cuales es parte, como la Convención Americana sobre Derechos Humanos, “Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas y degradantes” y tratados suscritos con estados afines como México, Panamá y España.

Internamente, la Constitución concede derechos inalienables a los reos desde el momento que son capturados.

Ver noticia completa