Choluteca
30 de Julio de 2014

En 25 municipios del sur se perdieron cosechas

12:10AM  - Redacción 

Unas 13,000 familias de la zona sur requieren apoyo con alimentos porque las siembras de maíz y frijoles se perdieron a causa de la falta de lluvias durante las siembras de primera. Alcaldes del departamento de Valle mantienen alerta de emergencia a causa de la sequía

SERIE 3/6

Choluteca, Honduras

“Estamos perdidos porque hemos quedado sin alimentos y sin dinero”, expresó Armando Ponce, habitante de Morolica, luego de mostrar las marchitas plantas de maíz de su parcela.

El labrador, con su mirada perdida, comenzó a recordar cómo en otros años para estas fechas ya cargaba maíz en sus hombros para llevar a casa y alimentar a su familia.

“Años atrás sacábamos hasta 50 quintales de maíz de esta misma tierra en época de primera”, agregó.

Este es tan solo uno de los testimonios de los campesinos que han perdido sus plantaciones a causa del extenso verano en el municipio de Morolica, uno de los más afectados de la zona sur.

Según Presentación Barahona, alcalde de Morolica, el 95 por ciento de los cultivos se ha perdido. Se estima que en la localidad unas 531 familias necesitan ayuda alimenticia.

La situación llega al extremo que hay familias de comunidades remotas que solo comen un tiempo de comida.

El alcalde de San Antonio de Flores, César Núñez, dijo que las familias de su comunidad claman por ayuda de alimentos.

Núñez explicó que el municipio cuenta con unas 750 familias afectadas por la sequía.

“El gobierno, si no puede atender con alimentos a estas familias, por lo menos debe de girar instrucciones al ministro de Finanzas para que haga efectivas las transacciones”, expresó el funcionario municipal.

Distribución de alimentos

Las autoridades de Copeco, ante la preocupación de las familias que no tienen alimentos, han realizado levantamientos de datos en las comunidades y a la fecha son 13,000 familias las que requieren de ayuda.

El director de Cooperación Externa de Copeco, José Antonio Velásquez, dijo que la problemática es aguda en el sur del país. En la actualidad, según Velásquez, se cuenta con 30 toneladas de alimentos que donó el Programa Mundial de Alimentos (PMA), con lo que se podrá atender a 4,000 familias.

El funcionario de Copeco informó que para esta semana los municipios afectados recibirán apoyo alimenticio.

El plan contempla el apoyo a la parte productiva para postrera, pero la enorme preocupación es que los pronósticos indican que el déficit de lluvia se podrá extender hasta finales de agosto, dijo Velásquez.

Las autoridades de Copeco han informado que apoyarán de manera inmediata a 14 mil familias de los departamentos de Choluteca, Valle y El Paraíso.

A nivel nacional se estima que unas 30,000 familias urgen de ayuda de alimentos a causa de la sequía.

Emergencia

Los alcaldes de Valle se reunieron la semana anterior para declarar emergencia en el departamento ante la falta de alimentos en la mayoría de los municipios.

“No podemos seguir esperando, hay que actuar de manera inmediata ya que el hambre no puede esperar en las familias que no tienen ninguna esperanza para tener alimentos”, dijo Velásquez.

Gaspar Morales, alcalde de Goascorán, aseguró que unas 2,500 manzanas de cultivos del departamento de Valle se perdieron.

Los municipios más afectados son San Francisco de Coray y Langue. Entre los departamentos de Valle y Choluteca son 16 municipios los que se encuentran severamente afectados por la falta de lluvias.

Producción de granos básicos

En Valle se cultivan unas 1,876 manzanas de maíz y en mayor escala los frijoles, que alcanzan las 3,650 manzanas. La producción de frijoles se estima en unos 100 mil quintales en el ciclo de postrera y unos 300 mil quintales de maíz.

Entre los tres municipios que producen mayor cantidad de frijoles están Langue, San Francisco de Coray, Aramecina y Caridad. En estas comunidades se produce el 81.66 por ciento de los granos básicos que se cosechan en el departamento.

En el departamento, según el informe del PNUD sobre el índice de desarrollo humano, la esperanza de vida más alta la mantiene San Lorenzo y la más baja es para San Francisco de Coray.

Ver más noticias de Al Frente

( )