Esta virtud se caracteriza porque esa persona esté en los momentos buenos y malos
Lunes 23 de abril de 2012

¿Es usted leal a su empresa?...

09:15 am  - Stefanía Valdez 

La lealtad es una virtud que se debe potenciar en toda compañía para garantizar su crecimiento y para que exista un ambiente de gratitud y compañerismo

El buen trato de la empresa hacia los empleados hace que ellos demuestren su lealtad hacia la compañía.
El buen trato de la empresa hacia los empleados hace que ellos demuestren su lealtad hacia la compañía. (Fredy Rodríguez)
Tegucigalpa,

Honduras

Como dice la famosa frase “caras vemos, corazones no sabemos”; hay personas que se muestran de una manera pero tienen una conducta totalmente diferente, sobre todo en las dificultades, que es donde se requiere de mayor apoyo; con este tipo de actitud, queda demostrado qué tan leales son.La lealtad es una virtud que se caracteriza porque esa persona esté en los momentos buenos y malos.

“En el contexto de las organizaciones, la lealtad se asume como una actitud de profundo compromiso de parte del empleado hacia la compañía para la cual labora; esa lealtad entraña una serie de factores positivos para la empresa”, indicó el consultor y psicólogo del Centro de Crecimiento de Recursos Humanos (Crecerh), Fabio Andrade, quien también agregó que el hecho de contar con un empleado que esté presente aún en las circunstancias más difíciles de la institución ayuda a ser partícipe de todo el proceso de productividad para el crecimiento de la empresa.
Lo contrario de la lealtad es la traición, que supone la violación de un compromiso expreso o tácito. No mentir forma parte de la lealtad.

Falta de lealtad
La ausencia de esta virtud por parte de los empleados puede provocar una serie de consecuencias para la empresa; conozca algunas de ellas:
- El ausentismo en el trabajo.
- Robo.
- Cuando un empleado no es leal puede entregar los datos confidenciales a la competencia, con el fin de dañar la compañía para la cual labora.
- Hacer malos comentarios de la empresa.

“Las personas perciben que no tienen que ser leales con la compañía, por el hecho de que la empresa no les recompensa o les reconozca el buen trabajo que ejercen dentro de la misma. Es por ello que al no sentirse motivado no tendrá iniciativa para apoyar a la empresa en todas las circunstancias”.

Estrategias para potenciar esta importante virtud
- Esto comienza desde el proceso de inducción, en donde el empleado se da cuenta si es la persona idónea para estar en el contexto de la organización. “A medida que el empleado va desarrollando experiencia en la empresa, va asumiendo una serie de percepciones en relación con las políticas que la institución tenga; los valores, visión y misión”, dijo Andrade.

- Los mecanismos de comunicación interna pueden ser útiles para que los empleados hagan oír su voz.

- Los beneficios que reciben los empleados desde el punto de vista financiero, los salarios deben corresponder a la ardua labor que hacen los trabajadores dentro de la institución.

- Gratificaciones de otro tipo a los empleados por sus contribuciones. Por ejemplo, recompensas tales como el reconocimiento, las vacaciones pagadas, los programas de empleado del mes, el acceso a programas de formación y otros. “Hay gente leal a la institución y gente leal a la causa que representa la institución; ambos puntos son importantes, no solo lo vale el trabajo que se hace, sino el valor de la institución a la cual se trabaja”, expresó el entrevistado.

Ventajas
- Empleados comprometidos con el trabajo y la institución.
- Menor ausentismo, ya que se sienten a gusto con la empresa.
- Ayudan a que la compañía tenga un mayor crecimiento.
La lealtad es una cuestión que no nace espontáneamente, es decir, que se genera, se fabrica a partir de la estrategias, prácticas y las políticas de recursos humanos que una empresa es capaz en este caso de plantear, para que el empleado pueda desarrollarse a través de ello.

Pasos para lograr empleados leal
1. Hacer partícipes a los talentos de los resultados positivos de la organización de manera tangible.
2. Tener una comunicación efectiva de manera más horizontal.
3. Comprometerlos y gratificarlos al reconocer su esfuerzo y resultados.
4. Tomarlos en cuenta en toma de decisiones, proyectos y fijación de objetivos y estrategias.
5. Especialistas aconsejan asignarles a los empleados sueldos verdaderamente competitivos.
6. Romper en lo posible viejos “esquemas” laborales como horarios de entrada rígidos con sanciones.
7. Las organizaciones deben garantizar el crecimiento profesional con base en méritos laborales definidos.

Ver más noticias de La lealtad

Edición Impresa      20/04/2014

¡ÚLTIMO CHAPUZÓN!

ver la edición en pdf