Nueva Acrópolis
Sábado 01 de junio de 2013

Inteligencia emocional

05:24 pm  - Redacción 

Según Daniel Goleman, “las personas son contratadas por sus habilidades técnicas y despedidas por su falta de habilidades emocionales”. Se debe ser capaz de evaluar si una emoción es positiva o dañina.

La inteligencia emocional está llamada a fortalecer el clima organizacional y debe convertirse en una cultura compartida por todos los miembros de una empresa.
La inteligencia emocional está llamada a fortalecer el clima organizacional y debe convertirse en una cultura compartida por todos los miembros de una empresa. (El Heraldo)
Tegucigalpa,

Honduras

¿Cómo sería un jefe ideal en el trabajo? ¿Quiénes son sus compañeros más respetados en la empresa? ¿Qué cualidades tienen las personas que hacen una diferencia favorable en su compañía?... Deténgase un instante en la lectura y analice sus respuestas... Probablemente los rasgos especiales que usted ha destacado en estas personas tienen mucha relación con la inteligencia emocional y probablemente usted pensó en características semejantes a ser: “considerado”, “amable”, “respetuoso”, “motivado”, “entusiasta”, “responsable”.

Esto no es de extrañar cuando leemos las estadísticas del Dr. Daniel Goleman, según las cuales, las competencias de inteligencia emocional son valoradas por las grandes corporaciones, tres veces más, que las competencias cognitivas, para contratar a ejecutivos de alto nivel.

Además, advierte el Dr. Goleman, solo el 10% del éxito laboral se debe al coeficiente intelectual, mientras que el 90% del éxito se relaciona directamente con el coeficiente emocional.

LAS RESPUESTAS. En este nuevo contexto, el desarrollo de la inteligencia emocional plantea dos desafíos importantes: por un lado, la necesidad de comprender e integrar las emociones de forma responsable en lugar de evadirlas o reprimirlas y por el otro lado, la necesidad de redefinir qué es a cabalidad “ser inteligente”.

Seguramente usted tiene interés en fortalecer los cinco ingredientes que denotan inteligencia emocional:

Autoconciencia: usted tiene inteligencia emocional cuando es capaz de darse cuenta de que está experimentando una emoción, si sabe cuál es la emoción y si percibe cuán intensa es. Existen seis emociones fundamentales y usted debe ser capaz de reconocer, primeramente en usted y posteriormente, en quienes le rodean: alegría, sorpresa, enfado, rechazo, tristeza, miedo.

Autocontrol: las personas torpes emocionalmente permiten que una emoción se salga de control, es decir, actúan cegadas por los impulsos emocionales. Para ser inteligente emocionalmente, usted debe ser capaz de evaluar si una emoción es positiva o dañina y luego determinar una manera saludable y correcta de regularla y dirigirla, por ejemplo, usted puede cultivar el hábito de la meditación, hacer un alto, serenarse y respirar, para evitar caer en un instante de cólera desbordada.

Automotivación: otro ingrediente de inteligencia emocional es la capacidad para motivarse y asumir el sentido de su vida. Usted debe ser capaz de superar los retos del día a día, en lugar de quejarse, criticar, negar o confrontar de forma lesiva. Usted puede decirse, “yo construí este momento de dolor y yo puedo disolverlo”.

Hasta acá, según lo explicó el insigne psicólogo Howard Gardner, con el desarrollo de estas primeras tres destrezas, usted adquiere la inteligencia intrapersonal (capacidad entenderse a sí mismo). Pero hacen falta dos elementos adicionales, que configuran la inteligencia interpersonal (capacidad para relacionarse con otros);  vea cuáles son:

Empatía: es decir, la capacidad de comprender a los demás y de ponerse en su lugar. En el trabajo es muy valioso que se deje atrás el personalismo y que se comprenda, que la Misión Institucional es más importante que querer “cobrarse” un error de un compañero.

Habilidades sociales: usted siempre tendrá éxito si habla con educación, si respeta el tiempo de los demás, si cumple las promesas realizadas y si genera lazos saludables con otros. Las buenas relaciones se construyen y son el resultado de muchos escalones recorridos junto a todo su equipo de trabajo.

CULTURA DE TRABAJO. Las empresas modernas están en constante competencia para satisfacer a sus clientes, a sus colaboradores y a sus accionistas, y por esta razón, la inteligencia emocional está llamada a fortalecer el clima organizacional y debe convertirse en una cultura compartida por todos los integrantes.

¿Cómo detectar si una organización tiene cultura de inteligencia emocional?

Sencillo, porque cuenta con una cuota aceptable de lo siguiente:
Trabajo en equipo: las empresas que trabajan en equipo, mantienen un constante desarrollo de cuatro elementos: fortalecen la identidad y el sentido de pertenencia; logran gratitud y compromiso de parte de los colaboradores; tienen reglas claras y respeto a las normas y conquistan grandes logros, por ejemplo, porcentajes de participación de mercado, que se traducen en beneficios laborales para sus miembros.

Autocontrol en su personal, especialmente en momentos de mucho estrés: las personas hacen inteligente a su organización porque respetan tres factores esenciales: cortesía, que permite que las buenas maneras y la educación elemental se antepongan a la indiferencia o al agravio; convivencia, es decir, los miembros pueden construir cosas juntos porque todos están dispuestos a ceder en algo; y valores, eso significa que hay principios que dan un rumbo y que todos aceptan y respetan por sobre el interés particular.

Asertividad en la comunicación: una empresa inteligente en el aspecto emocional logra minimizar la agresividad, la pasividad de quedarse callado y el clima de amenazas y manipulación. Esto lo realiza capacitando a sus miembros para que se expresen y diriman conflictos, dentro de los debidos lineamientos profesionales. Eso significa que se habla de hechos comprobados y no de suposiciones; todos tienen el derecho de hablar lo suficiente, hasta sentirse escuchados; se expresan los sentimientos y las consecuencias, pero no como un desahogo emocional, sino como un enunciado racional y controlado y se generan acuerdos que se respetan y se cumplen.

La inteligencia emocional forma parte de las herramientas que deben tener las sociedades de frente al siglo XXI. Nueva Acrópolis promueve en 65 países del mundo el desarrollo integral del ser humano y el principio de fraternidad, que permiten contribuir con la prosperidad, la realización y la armonía en la sociedad. Usted puede sumarse al programa de Filosofía 100% Práctica, los sábados a las 4:00. Más información en el 2232-0727 o consulte www.acropolishonduras.org.

Ver más noticias de Crímenes

Edición Impresa      16/04/2014

RNP venderá datos de los hondureños

ver la edición en pdf